fbpx
respeto

Respeto

Te has preguntado alguna vez: ¿Respeto el proceso de las otras personas?

Cuántas veces hemos querido que los que amamos «vean» lo mismo que nosotros estamos viendo.

O que hagan lo mismo que nosotros estamos haciendo.

Los queremos llevar a todas las terapias habidas y por haber, porque a nosotros nos han ayudado.

Queremos “sanarlos” a toda costa.

Y, te has preguntado si es que ellos realmente “tienen que sanar” lo que tú quieres que sanen.

Quizás es porque así es más conveniente para nosotros, ¿no?

Es mejor que ellos cambien a hacernos responsables de nosotros y nuestras actitudes frente a ellos.

Aún si es algo que les haría bien sanar, es posible, que los otros están bien como están.

NO quieren sanar, no quieren cambiar.

¿Por qué entonces nuestra insistencia?

Estamos faltando al respeto del proceso de esas personas.

Debemos aprender y entender que para amar hay que dejar de «querer».

Si no quiere ver, no le enciendas la luz, dañarás sus ojos.

Cuando no quiere escuchar, no levantes la voz, lastimarás su conciencia.

Si no quiere caminar, no proporciones apoyo, sangrarán sus pasos.

Su despertar no es tuyo, es exclusivamente suyo.

Si en algún momento hiciste de su dolor tu dolor, suelta, no te pertenece.

Sé amorosamente egoísta, silenciosamente paciente, amigablemente distante.

No te pierdas en ello.

Re-encuéntrate y alégrate, porque tú sigues siendo tú.

El amor es todo lo que existe.

¿Sabías que una de las razones de la caída de la Atlántida fue la falta de respeto a los procesos un grupo de personas?

Algunos líderes veían con lástima a un grupo de personas y era tal su deseo de «ayudarlos» que interfirieron con su proceso.

Esa fue una violación a una Ley Universal

Y, sobre todo, sin darse cuenta, veían a los otros con soberbia.

Soberbia en la forma de: «Yo que estoy bien (o mejor que tú), te voy a ayudar porque tú estás mal».

Eso, aunque en la superficie lo parece, NO es amor.

Por esta razón, es vital estar atentos a nuestras acciones con los demás y asegurarnos de que los estamos amando y aceptando tal y como son.

Con respeto, sin juicios, con amor incondicional.

Te invito a que veas este video donde expongo más profundidad la importancia del respeto al proceso de otras personas.

.

Quizás te interese leer: Niños índigo, cristal, arcoíris y diamante.

Language »