fbpx
merkaba

Merkaba

Merkaba o Merkavah, esta palabra se divide en tres sílabas, donde cada una de ellas cuenta con su propia significación.

Significado

  • Mer: luz.
  • Ka: espíritu.
  • Ba: cuerpo.

De esta forma, el significado completo hace referencia a la unión del espíritu con el cuerpo, rodeados de la luz.

Es el campo de luz que rota y que puede llevar al espíritu y al cuerpo de un mundo a otro.

Merkaba puede definirse como un vehículo interdimensional con forma de dos tetraedros de energía entrelazados en sentido inverso uno respecto al otro formando una figura llamada tetraedro estrella.

Algo así como una Estrella de David en tres dimensiones.

Hay un tetraedro para el campo magnético otro para el campo eléctrico y otro para el campo físico.

La rotación de dos de estos campos en sentido contrario y a gran velocidad forma el vehículo Merkaba.

Se representa como un símbolo conformado por la unión de dos tetraedros, con los que es posible alcanzar la iluminación y aumentar el flujo de energía que se encuentra dentro del organismo.

Ambas figuras, representan la energía del universo (positiva) y de la tierra (negativa).

Abarca una distancia de 20 metros alrededor del cuerpo y gira a la velocidad de la luz.

Aunque por falta de atención y de uso, el movimiento se ralentiza y se vuelve denso.

Con la activación de este campo de energía, se fomenta el aprendizaje, se crean escenarios favorecedores e inclusive, se desarrollan dones de clarividencia.

El Merkaba pertenece a los llamados temas herméticos.

El Merkaba forma parte de varias filosofías y religiones en especial de la hebrea.

A pesar de ser algo relativamente desconocido, encontramos referencias en la Biblia, (las ruedas del Carro de Ezequiel), en la Torah, donde se define al Merkavah (en hebreo) como “carro” o como “El Trono de Dios”.

En el Antiguo Egipto, era llamado Mer-Ka-Ba.

Mer significa una clase de luz que rota sobre sí misma. Ka significa espíritu, en este caso se refiere al espíritu humano, y Ba significa cuerpo humano

Es decir, una luz que rota y que puede llevar el espíritu y el cuerpo de un mundo a otro.

De hecho, es en Egipto donde se recuperó esta técnica junto con innumerables conocimientos provenientes de la Atlántida, muchos de los cuales que aún no han no se conocen.

Se dice que son ejercicios espirituales que usaban escuelas místicas de Lemuria, Atlántida, Egipto, entre otros, para purificarse y expandir su entendimiento.

En la actualidad, Drunvalo Melchizedek es quien ha dado grandes aportaciones de este tema.

Sus aportaciones surgen a partir de canalizaciones hechas con Toth, el Dios Egipcio del conocimiento, que también fuera Hermes Trimegisto, y el maestro ascendido Serapis Bey en la Pirámide y especialmente en la Esfinge donde está conservado el conocimiento.

Merkaba y Geometría Sagrada

Hablar de Markaba es hablar de Geometría Sagrada. La Geometría Sagrada es valiosa para nosotros porque es una meditación para el lado izquierdo de nuestro cerebro.

Gracias a ello la parte racional de nuestro cerebro entiende conceptos y experiencias que normalmente son para el hemisferio derecho, la parte intuitiva y emocional.

De esta manera nuestro “yo racional” deja de interferir y de poner en duda las experiencias de la parte derecha y nuestra evolución puede continuar más rápida, fuerte y consolidada.

La Geometría Sagrada es un lenguaje matemático perfecto, que nos ayuda a entender la Unidad, el origen único de todas las cosas.

Lo que para algunos es Dios, Gran Espíritu, Infinito, Madre Naturaleza.

A través de la geometría sagrada, es posible conseguir la sanación del cuerpo, al igual que una gran energía interior.

Por esta razón, las enseñanzas del Merkaba se fundamentan en la geometría sagrada, otorgando la espiritualidad y paz mediante ciertas figuras.

La estrella tetraédrica, o también conocida como la estrella de David, se encuentra definida como un símbolo de equilibrio y paz según el judaísmo.

Es una versión bidimensional del Merkaba.

Fue pintada en los escudos de los miembros del ejército del rey David durante la guerra como símbolo de protección.

También es empleada para realizar técnicas de meditación, ya que con ella es posible practicar ejercicios de respiración y visualización.

Cuando quieras practicarla, solo deberás imaginarte que te encuentras en el centro de esa estrella.

A menudo, esta técnica se realiza como forma de protección.

La Flor de la Vida

La Flor de la Vida es la matriz geométrica de donde se genera toda la creación; es el más significativo de los símbolos de la Geometría Sagrada.

Dentro de él se encuentra codificado el patrón de toda la Creación.

Es un lenguaje universal que nos permite acceder al conocimiento ancestral que contiene la memoria celular.

La información codificada permite entender la sabiduría de casi todas las culturas y civilizaciones.

Es la clave para entender la naturaleza, el valor del color y del sonido y mucho más.

A partir de este símbolo se crean todas las formas posibles en esta dimensión, los Sólidos Platónicos.

Toda esta información que nuestra alma reconoce y recuerda perfectamente nos permite una gran expansión de nuestra conciencia, un acceso consciente a nuestros orígenes que puede ser la clave para entender muchas de las situaciones que vivimos en este presente.

Otros conceptos básicos de Geometría Sagrada son:

  • La Flor de La Vida
  • El Vesica Piscis
  • El Fruto de la Vida
  • El Cubo de Metatrón
  • El Toroide o Torus
  • Los Sólidos Platónicos
  • La estrella tetraédrica
  • La Espiral logarítmica
  • La Secuencia de Fibonacci
  • La Sección áurea también llamada la divina proporción

De hecho, estas geometrías forman la red desde la que se ha creado todo el universo y las podemos ver en el ADN, en las células del hombre, de las plantas, de los animales; en los átomos de los minerales hasta los planetas y las galaxias e incluso verlas en los armónicos musicales.

Cómo activar el Merkaba

Activar el Merkaba es hacer rotar dos de los tres tetraedros en sentido contrario uno del otro y a una velocidad cercana a la de la luz.

Lo anterior se consigue mediante una combinación de respiraciones, mudras y movimientos oculares.

El resultado es como un campo en forma de platillo que es extiende hasta unos 17 metros alrededor del coxis del cuerpo humano y cubre la totalidad de la altura de la persona.

El Merkaba puede activarse por medio de ejercicios de respiración, además de una profunda meditación.

Esta última debe contener un total de 17 respiraciones que permitirán conectar con los campos de energía electromagnética que rodean al ser humano.

Respiraciones que generan la contra rotación de los campos de energía electromagnética en los que el ser humano está.

Es en sí una meditación que usa técnicas de respiración pránicas o vitales que energizan, balancean los chakras y provocan una renovación constante de cada célula del cuerpo.

Las respiraciones se hacen con ciertos mudras o posturas de manos.

Las técnicas Sagradas Merkaba son poderosos ejercicios espirituales que rápidamente expanden la conciencia y aceleran la evolución espiritual de cualquier persona.

La meditación puede seguir haciéndose periódicamente en menos de 5 minutos para seguir manteniendo activo el MerKaba,

Hacerlo ayuda a mantener los beneficios en la vida diaria que unos campos bien configurados y activos nos pueden aportar.

Es importante resaltar que solo tú mismo puedes controlar la energía de tu cuerpo.

Si lo deseas, tienes la posibilidad de ayudar en su activación con el uso de piedras Merkaba, las cuales son de gran provecho en el momento de realizar meditaciones, visualizaciones y cualquier oración.

De esta manera, podrás encontrar solución a las preguntas que tengas en un momento determinado.

Beneficios de activar el Merkaba

Cuando la meditación Merkaba se realiza correctamente tiene un sinfín de propiedades y beneficios que ayudarán a tu cuerpo a sentirse mejor, algunas de ellas son las siguientes:

  • Alivia los dolores del cuerpo.
  • Posibilidad de desarrollar dones telepáticos o de clarividencia.
  • Aporta equilibrio y energía.
  • Ayuda a mejorar las relaciones interpersonales, al brindar un mayor estado de conciencia.
  • Estimula la mente y el aprendizaje.
  • Provoca sentimientos de amor incondicional.
  • Te permite crear la realidad que desees.
  • La luz blanca espiritual emanada durante la práctica del Merkaba, ayuda a controlar el equilibrio y la energía del cuerpo, favoreciendo la regeneración celular, de esta manera, será posible tener una mayor calidad de vida. Por medio de ella, también se contrarrestan energías o sentimientos que resultan negativos, como es el caso del miedo, envidia, cobardía, entre otros.
  • Se integran fluidamente los aspectos femeninos (intuitivos, receptivos) y los masculinos (activos, dinámicos) de nuestra mente y espíritu.
  • Se restaura el flujo Prana a través de la glándula pineal en el centro de nuestro cerebro.
    Esto significa un aumento de nuestras habilidades telepáticas y extrasensorias y la posibilidad de conocer nuestro pasado ya que la memoria de otras vidas se almacena en dicha glándula.
  • Se equilibran los dos hemisferios cerebrales.
    Esto significa un fortalecimiento de nuestras sensibilidades y habilidades mentales.
  • Se fortalece la conexión con nuestro yo supremo, nuestro yo divino, es decir nosotros mismos, pero en un nivel de conciencia más alto.
  • Y aunque en la actualidad también se usa como técnicas de activación del cuerpo de luz, sanación y rejuvenecimiento.
    También son nuevas fórmulas para la salud física, armonía y ascensión espiritual.
  • Ayuda a la mente, al cuerpo y al espíritu a sanarse, conectarse y vivir experiencias en otros planos de realidad o potenciales de vida
    Planos que sirven para descubrir aquello que está dormido en uno, alineando a la mente, al cuerpo y al corazón en esta energía cristalina.
  • Puede “programarse” para alcanzar los objetivos que tengamos planeados.
  • Es también un vehículo que puede ser utilizado para movernos entre diferentes dimensiones, tal y como hacían los habitantes de la Atlántida.
  • Permite la conexión con guías, ángeles y maestros ascendidos.

Meditación Merkaba

Para iniciar con tu meditación Merkaba, lo primero que deberás hacer es acondicionar un lugar de tu casa que solamente sea para recibir esta energía.

Seguidamente, colócate en una posición cómoda, relájate y comienza a crear el escenario en el que desees estar.

Ten en cuenta que cualquier postura será ideal para practicar esta técnica.

Cuando te encuentres en posición, ve respirando y soltando las preocupaciones que hayas tenido en el día.

Con cada inhalación, debes sentir como tu cuerpo se va relajando.

Mientras esto sucede, debes abrir el chakra Crístico, que se ubica cerca del esternón.

Cuando esté abierto, sentirás amor por Dios y por todo lo que te rodea.

Luego que este sentimiento se apodere de tu ser, te encontrarás listo para la meditación Merkaba.

Esta consta de un total de 17 respiraciones, cada una de ellas, se realizan con diferentes intensidades, ayudando a equilibrar y limpiar los chakras del cuerpo.

Durante las primeras seis, se buscan equilibrar los 8 circuitos eléctricos que hacen vida en el cuerpo.

Las siguientes 7, se realizan de manera diferente, con el propósito de restablecer el flujo de todos los chakras.

La número 14 es la más especial de todas, puesto que, a partir de allí, se transformará el equilibrio de la energía existente en tu cuerpo.

Finalmente, las tres últimas respiraciones te conducirán a los campos contra rotatorios del Merkaba en tu organismo.

Una vez que termines este ejercicio, te sentirás profundamente relajado y con una mente más abierta.

Por medio de este proceso, puedes programar todo aquello que te propongas.

La inclusión de esta meditación en tu rutina diaria traerá importantes beneficios para tu salud, es por ello por lo que no debes dejar de practicarla.

.

Quizás te interese leer: Merkana

También podría interesarte ver la información en video.

Language »