fbpx
las palabras son decretos

Las palabras son decretos

Dado que las palabras son decretos, debes de pensar muy bien antes de hablar porque estarás decretando lo que deseas en tu vida.

Si aunado a tus palabras le agregas una emoción o sentimiento el Universo te lo concederá.

Cuando estás acostumbrado a decir “está muy caro” estás hablando desde la carencia, estás cerrando la puerta al dinero.

Todas las cosas tienen su valor y el hecho de que no te alcance a ti para comprarlo no significa que sea caro.

Los límites los estás poniendo tú al decretar tus palabras.

Al decir que no hay ventas no habrá, si dices que son tiempos difíciles también lo serán, cuando mencionas que la cuesta de enero es complicada por supuesto que lo será para ti.

Recuerda que lo que estás viendo afuera solo es una proyección de lo que tienes adentro.

La realidad que estás proyectando la puedes cambiar con tus palabras y pensamientos.

¿Cuántas de las palabras que vas a decir hoy serán negativas para ti?

Escúchate y cada vez que te oigas decir algo que no te vibre en amor cámbiala, por lo contrario.

Es decir; si dices “no hay dinero” solo tienes que decir “cancelado”.

El Universo tiene suficiente dinero para mí y para todos, así puedes ir cambiando poco a poco las frases que no resuenen contigo.

Esta manera de actuar es también parte de tu despertar.

Es hacerte consciente poco a poco de la forma en que hablas y las palabras que expresas que están limitando tu evolución espiritual.

Las palabras y los pensamientos son energías, vibraciones que forman puentes espirituales, cargados de emociones e intenciones, positivas o negativas.

Lo creas o no, así como existe la luz también existe la obscuridad.

Es por esto por lo que debemos hacer una limpieza energética cuando las cosas no están fluyendo en armonía como deberían.

Nuestra intuición nos está diciendo que es tiempo de renovación.

Las palabras son decretos: Bendícete

Cuando tú te bendices no hay obscuridad que perdure.

Tienes el poder de crear y transmutar las energías.

Recuerda que eres un alquimista, manifiesta la luz poderosa de tu ser consciente y declara:

Bendigo ahora mi vida, mi familia, mi casa, mis finanzas y nuestra felicidad.

Cancela

Toda la energía negativa que ha llegado a tu vida a través de decretos o pensamientos mal intencionados, cargados de bajas vibraciones y declara:

“Yo cancelo, disuelvo y transmuto cualquier energía negativa que se acerque o intente acercarse a mi vida.

Rompo todo lazo espiritual energético con las personas que me han deseado mal, y lo entrego con Luz a la justicia Divina del Universo.”

Las palabras son decretos: Agradece

Por la transformación divina en tu vida y por la asistencia del Universo para manifestar tus decretos aquí y ahora.

Puedes hacer esta limpieza y transmutación energética acompañándote de un incienso de canela, mirra, romero, loto o jazmín.

Para mantenerte en armonía y plenitud constante, medita y fortalécete espiritualmente.

La meditación equilibra nuestros chakras energéticos y activa nuestra aura para que actúe en su máxima expresión de LUZ como campo de protección espiritual.

Bendice

Porque cuando bendices a alguien o algo creas un escudo de luz de protección divina sobre la persona, animal o planta, le deseas que todo lo que llegue a su vida sea para su mayor bien.

De allí la importancia siempre de bendecir con amor.

Bendice tu vida, tu trabajo (te guste o no), tu día, tu pareja, tus hijos, tu familia, tus amigos, tu dinero (sea mucho o poco), todo lo que haces.

Detente un segundo y bendice a la persona que está cerca de ti, puedes hacerlo mentalmente, obsérvala y verás que hay un ligero cambio en su rostro.

Bendice tu cuerpo sin importar que en estos momentos este enfermo o sano. Llénalo de luz, de amor, misericordia y perdón.

Tus relaciones, sin importar si te encuentres “solo”, porque tú mismo te complementas.

Bendice tu trabajo, te paguen poco o te paguen mucho, porque al bendecirlo lo llenas de luz divina y de esa forma te estás preparando para algo mejor.

Tienes derecho a cosas maravillosas solo tienes que creerlo y sentirlo. ¡Adelante bendícete con amor!

Bendice tu existencia sin importar que haya habido experiencias dolorosas; eso simplemente son los escollos para superar y crecer.

Por lo tanto, bendiciones y que estés lleno de sabiduría y entendimiento.

Bendigo tu corazón, tu vida, tu salud, tu hogar, tu familia, tu trabajo, tus finanzas, tus proyectos.

Que la vida te bendiga, proteja, llene de sabiduría y entendimiento, que guíe e ilumine cada paso de tu hermosa existencia.

Quizás te interese leer: Afirmaciones de Louis Hay para enero, junio o noviembre

Language »