fbpx
la bolsita del amor

La bolsita del amor

Todos tenemos la bolsita del amor, metáfora del lugar donde guardamos el amor propio y el amor que recibimos de los demás.

Muchas personas tienen esa bolsa rota. Sobre todo, los que se han sentido rechazados, no queridos, no valorados y criticados desde pequeños.

Sintiendo que tienen que demostrar cuánto valen y que merecen ser amados.

Dos efectos de la bolsita del amor rota:

Primero

Dificultad para sentirse apreciado y contentarse con las fichas de amor que le entregan.

El otro puede preocuparse, ser cariñoso, cuidadoso, tierno y amarte con un gran corazón, pero si tu bolsita tiene un hoyo, no sientes o no valoras lo que tu pareja te da, porque las fichas se habrán ido por el agujero.

Por eso nunca te sientes del todo amado por el otro, no importa si incluso tu pareja se cuelga un cartel con mayúsculas que diga ¡Te amo!, no llegará a tu corazón.

Hay demasiada desconfianza y actitudes defensivas como para creer que algo así pueda suceder.

El amor que el otro te da se pierde, no hay una verdadera capacidad de recibir, valorar y agradecer.

Segundo

Cuando alcanzas un objetivo personal (en cualquier área de tu vida), no te logras sentir realmente satisfecho ni tranquilo.

Rápidamente surge un vacío que impulsa la necesidad de lograr otra cosa. Inicialmente te embarcas en un proyecto, muy motivado, una parte de ti siente que serás muy feliz, te sentirás seguro, valioso y amado si lo logras.

Después de mucho esfuerzo y autoexigencia consigues la meta y mete fichas de triunfo en la bolsita de amor.

Sin embargo, se caen por los agujeros, ya que como decíamos: está rota. Te cuesta recibir y valorar lo que tú mismo logras en tu vida.

Incluso te puedes sentir incómodo cuando los demás te felicitan y te aplauden por lograr lo que querías… puedes sentir vergüenza y creer que no lo mereces.

Luego, nuevamente aparece la sensación de vacío e inseguridad… la necesidad de plantearse nuevos objetivos surgirá e iniciarás un nuevo proyecto … esperando que al conseguir ése, sí serás feliz.

Y tú, ¿Cómo tienes tu bolsita del amor?

También te puede interesar: La vibración del amor

Language »