fbpx
el cerebro del gato tiene la misma perspectiva humana

El cerebro del gato tiene la misma perspectiva humana

El cerebro del gato tiene la misma perspectiva humana. Él ve los mismos colores que nosotros, siente las mismas emociones que nosotros.

El gato, a diferencia del perro, si lo golpeas, te dará la espalda, porque se siente herido como tú.

Dentro de nosotros, tenemos cristal de cuarzo, el gato tiene mucho más cristal de cuarzo.

El gato puede ver todas las energías que solo vemos a través de la meditación y el yoga.

¡El gato simplemente te ve de adentro hacia afuera!

No sirve de nada tratar de hacer una cara linda para el gato o acariciarlo.

Si estás nervioso, si no te gusta el gato, o te atacará o ignorará por completo.

¡Es peor que un niño! Cuando al gato no le gusta alguien, es porque la persona es un mal personaje.

Cuando el gato va allí y se frota, incluso si a la persona no le gustan los gatos, ¡es porque es una buena persona!

Puede ser que el gato no quiera estar cerca tuyo, porque estás pasando por una fase de muy bajo grado, estás vibrando con muy poca energía.

¡Así que el gato se escapa!

El gato ama a los psicóticos, los borrachos, los niños, los enfermos mentales y todos aquellos que han escapado de los estándares de la realidad.

Para que te guste un gato, tienes que ser muy flexible y comprender que nadie pertenece a nadie.

Pero tienes que entender que el amor es lo único que mantiene al gato cerca tuyo.

El gato es tremendamente intuitivo, ha superado incluso la intuición del ser humano.

Fueron quemados con brujas en la Inquisición, porque siempre estuvieron cerca de aquellos que trabajaban con el poder de la naturaleza, de las hierbas.

El gato te mira y ve de forma más natural, energías, entidades, todo lo que sientes todo lo que te gusta, cómo eres.

El gato tiene minerales en su torrente sanguíneo que lo convierten en un Reikista natural.

Cuando se acuesta encima tuyo o en cualquier lugar de la casa, está transmutando las energías de ese lugar, porque allí la energía no es buena.

.

Quizás también te interese leer: la leyenda de los atrapasueños

Language »