fbpx
adn

El ADN

Científicos revelan que el ADN poseía funciones mediúmnicas: telepatía, irradiación y contacto interdimensional.

«Nuestro ADN es un biocomputador», dicen científicos rusos.

Las investigaciones científicas están explicando los fenómenos como la clarividencia, la intuición, actos espontáneos de curación y autocuración y otros.

Cuando los científicos comenzaron a desentrañar el mundo de la genética, comprendieron la utilidad de sólo el 10% de nuestro ADN.

El resto (90%) fue considerado «DNA LIXO», o sea: sin función alguna para el cuerpo humano.

Sin embargo, este hecho fue motivo de cuestionamientos, pues algunos científicos no creyeron que el cuerpo físico traería algún elemento que no tuviera alguna utilidad.

Y así fue como el biofísico ruso y biólogo molecular Pjotr Garjajev y sus colegas iniciaron investigaciones con equipos de punta, con la finalidad de investigar el 90% del ADN no comprendido.

Y los resultados presentados son fantásticos, alcanzando aspectos antes considerados «esotéricos» de nuestro ADN.

¿Qué están concluyendo las investigaciones?

1. El ADN tiene capacidad telepática

A partir de las últimas investigaciones, los científicos concluyeron que nuestro ADN es receptor y transmisor de información más allá del tiempo-espacio.

Según esas investigaciones, nuestro ADN genera patrones que actúan en el vacío, produciendo los llamados «agujeros de gusano» magnetizados.

Son «agujeros de gusanos» microscópicos, semejantes a los «agujeros de gusanos» percibidos en el Universo.

Los «agujeros de gusanos» son como puentes o túneles de conexiones entre áreas totalmente diferentes en el universo, a través de las cuales la información se transmite fuera del espacio y del tiempo.

Esto significa que el ADN atrae la información y las pasa a las células y la conciencia.

Una función que los científicos están considerando como la Internet del cuerpo físico, pero mucho más avanzada que la que entra en nuestras computadoras.

Este descubrimiento lleva a creer que el ADN posee algo que se puede llamar telepatía interespacial e interdimensional.

En otras palabras, el ADN está abierto a las comunicaciones y se muestra susceptible a ellas.

Las investigaciones relacionadas con la recepción y transmisión de información a través del ADN están explicando los fenómenos como la clarividencia, la intuición, actos espontáneos de autocuración y otros.

2. Reprogramación del ADN a través de la mente y de las palabras

El grupo de Garjajev descubrió también que el ADN posee un lenguaje propio, conteniendo una especie de sintaxis gramatical, semejante a la gramática del lenguaje humano.

Esto ha hecho concluir que el ADN es influenciable por palabras emitidas por la mente y la voz, confirmando la eficacia de las técnicas de afirmación, de hipnosis y de visualizaciones positivas.

Si adecuamos las frecuencias de nuestro lenguaje verbal y las imágenes generadas por nuestro pensamiento, el ADN se reprogramará, aceptando un nuevo orden y regla, a partir de la idea que se está transmitiendo.

El ADN, en este caso, recibe la información de las palabras y de las imágenes del pensamiento y las transmite a todas las células y moléculas del cuerpo, que pasan a ser comandadas según el nuevo patrón emitido por el ADN.

Los científicos rusos están siendo capaces de reprogramar el ADN en organismos vivos, usando las frecuencias de resonancia de ADN correctas y están obteniendo resultados positivos, especialmente en la regeneración del ADN dañado.

Utilizan para ello la luz láser codificada como el lenguaje humano para transmitir informaciones saludables al ADN y esa técnica ya está siendo aplicada en algunos hospitales universitarios europeos, con éxito en varios tipos de cáncer de piel.

El cáncer es curado, sin cicatrices remanentes.

3. El ADN responde a las interferencias de la luz láser

Continuando en esa línea de investigación, el investigador ruso Dr. Vladimir Poponin, colocó el ADN en un tubo y envió haces de Luz láser a través de él.

Cuando el ADN fue removido del tubo, la luz láser continuó espiral en el ADN, formando como pequeños chacras y un nuevo campo magnético alrededor del mismo, mayor y más iluminado que el anterior.

El ADN se mostró actuar como un cristal cuando hace la refracción de la luz, concluyendo que el ADN irradia la Luz que recibe.

Este descubrimiento llevó a los científicos a una mayor comprensión sobre los campos electromagnéticos alrededor de las personas.

Así como también comprendieron que las irradiaciones emitidas por curadores y sensitivos ocurren según ese mismo patrón: recibir e irradiar, aumentando y rellenando con Luz el electromagnético alrededor.

¡Asume el comando de tu Ser!

Las investigaciones están aún en fases iniciales, y los científicos creen que todavía van a descubrir muchas otras cosas interesantes.

Por el momento, las conclusiones nos estimulan a continuar con las técnicas de afirmaciones positivas, cuidando de nuestros pensamientos y de las imágenes generadas por él, a fin de que las transmisiones sean correspondientes a la salud, el bienestar y la armonía, enviadas no sólo al ADN así como para correspondientes a la salud, el bienestar y la armonía, enviadas no sólo al ADN como también para todo el cuerpo.

Estoy segura de que nuestro ADN agradece por la información positiva transmitida a él.

¿Qué tal mejorar tus transmisiones verbales y mentales?

¡Comunícate positivamente con tu cuerpo y reprograma tu ADN!

ADN Cuántico

Simplemente lee el nombre de las capas del ADN cuántico, y entra en sintonía al pronunciar su nombre en hebreo. Se recomienda hacer esta práctica diariamente.

Las capas del ADN cuántico

El ADN se compone de 12 capas con los nombres sagrados de Dios en hebreo y algunas en lemuriano, extraídos del árbol de la vida.

Las tres primeras son las capas base:

Capa 1 se llama, keter etz chaylm y representa el nuevo comienzo.

Capa 2 es parte del grupo que son las capas base.

Es el registro akáshico de nuestras vidas en la tierra. Se llama, TO RÁH E SER SPHI-RÓT.

Capa 3 activa la comunicación y la glándula pineal.

Se llama, NÉTZACH MERKAVÁ ELIYÁ HU y es la capa de la ascensión.

Las capas 4, 5 y 6 son: el grupo de divinidad humana.

La capa 4 es el registro de quién eres en el universo y dónde has estado es también tu nombre en el cristal de la cueva de la creación.

Se llama, URÁN VE TUMIN.

Las dos capas juntas 4 y 5 son la esencia de su expresión -esta vida especifica en la tierra- y su divinidad en el planeta.

Ellas representan el nombre en el cristal en el registro akáshico.

Juntas se la pueden considerar como el atributo primario y más importante de todo lo que es el árbol de la vida, que es familia.

Se llama ALEPH ETZ A DO NAI.

Es la capa del ser superior, es la capa de la oración y comunicación fundamental para todo lo divino, yo soy el que soy.

Se llama, EH YEH A SHÉR EH YEH.

Capas 7, 8 y 9: el grupo lemuriano

Es una de las tres capas lemurianas. Es la descripción del sentido intuitivo interdimensional que los lemurianos tenían. Se llama, KA DU MA ELOHIM.

Esta capa es el registro akáshico maestro de tus vidas en la Tierra.

Tiene más significado que cualquier otra capa en hebreo. Se llama RO CHEV BA A RA VOT.

Es la capa de la sanación; también es lemuriana, es la responsable de las sanaciones milagrosas y es la antena del ADN de una manera interdimensional que produce sanación.

También representada por la llama violeta Saint Germain, algunos la llaman activación celular humana inteligente, busca el sonido de la armonía.

Se llama SHE CHI NAH ESH.

Capas 10, 11 y 12 del ADN cuántico: las capas de Dios

Es la primera capa del grupo divino -capas de Dios- que representan tu divinidad interior, te facilitan la iluminación y el recordar quién eres.

Se llama VA YIK RA.

Es la capa de la energía de la compasión pura en la Tierra, te lleva a equilibrar la dualidad (masculino – femenino) y te lleva a la unidad y paz interior.

Se llama CHOCH MAH HAL LI LU.

La capa 12 es muy simple, es la capa de Dios, la más divina y ciertamente la capa que es el Dios interno.

Tiene la vibración más elevada dejen que la capa de Dios sea el hogar de todos ustedes.

Se llama ELSHADÁI.

.

Quizás te interese leer: Cuerpos sutiles

Language »